Hamburguesa crispy chicken

Increíble pero cierto: ¡hemos vuelto! Después de meses (literalmente hablando) con nuestro blog en una especie de hibernación, volvemos a la carga y esperamos que esta vez las fuerzas no nos flaqueen tan rápido.  Volvemos con esa receta que lleva ocupando la cabecera del blog tantos días y que sabemos que más de uno estáis deseando hacer: la Crispy Chicken. Para los amantes (o al menos, conocedores) de los restaurantes de comida rápida, la Crispy Chicken es un básico del Burger King, una hamburguesa de pollo con un toque picante. Sin embargo os revelamos la versión mejorada. Es decir, la que hacemos con un filete de pollo de verdad y no con un sospechoso conglomerado que finge serlo.

¿Qué necesitamos?

  • 4 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1/2 cucharada de pimentón
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 2 huevos
  • Copos de maíz (cereales tipo cornflakes)
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 2 filetes de pechuga de pollo (no muy finos)
  • 2 panes de hamburguesa
  • 2 rodajas de tomate
  • 2 hojas de lechuga
  • Mayonesa

 

 ¿Cómo lo hacemos?

  1. En primer lugar, vamos a preparar el rebozado del pollo. Para ello, mezclamos la harina con la cebolla y el ajo en polvo, el pimentón, sal y pimienta.
  2. En otro bol, batimos los huevos con un chorrito de vino blanco.
  3. En un tercer bol, pondremos los cereales y con la mano los trituraremos. Podemos ir cogiendo puñados y estrujándolos poco a poco. No queremos que queden trozos demasiado pequeños, así que no nos llevará apenas tiempo.
  4. Cogemos nuestros filetes de pollo y los rebozamos en el mismo orden en el que hemos preparado los tres boles: harina, huevo y cereales. Los dejamos reposar mientras se calienta el aceite en una sartén (o freidora).
  5. Freímos los filetes rebozados hasta que estén dorados y los sacamos sobre un plato con papel de cocina para absorber el exceso de aceite.
  6. Ahora sólo nos queda montar nuestra ‘hamburguesa’. Untamos un poquito de mayonesa en cada una de las mitades del pan de hamburguesa, ponemos un filete, una rodaja de tomate y una hoja de lechuga. Y listo para comer.

Consejos:

– En vez de cebolla en polvo, nosotros hemos utilizado sopa de cebolla en sobre. Un ingrediente muy curioso que utilizaremos en otras recetas como el POLLO A LA COCA-COLA.

– Los filetes tienen que ser un poco gruesos para que estén jugosos pero hay que tener cuidado a la hora de freírlos para encontrar el punto perfecto: dorado por fuera y bien hecho por dentro. Os aconsejamos poner el fuego fuerte al principio y bajarlo un poquito después para asegurarnos de que quedan bien cocinados.

 

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *