Albóndigas en salsa

on

Volvemos a las andadas tras un largo periodo sin actividad. No significa que en todos estos meses hayamos dejado de cocinar cosas ricas pero la pereza a veces hace estragos… Pero, como una buena amiga dijo, hay que vencer a la pereza. Por ello, con intención de retomar este pequeño compendio de recetas, Pics&Cakes vuelve a la carga. Eso sí, como al fotógrafo oficial lo tenemos bastante atareado puede que las fotos no hagan justicia a las delicias que prepararemos. Disculpas por adelantado.

Y sin más, hoy una receta tradicional y sencilla de albóndigas caseras.

albóndigas2

 

¿Qué necesitamos?

  • 500 gr de carne de ternera picada
  • 1 huevo
  • 2 dientes de ajo
  • 2 rebanadas de pan de molde integral
  • 100 ml de leche
  • Sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Harina y aceite de oliva (para rebozar y freír, respectivamente)
  • 2 cebollas
  • 4 zanahorias
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de harina
  • Sal y hierbas provenzales

 ¿Cómo lo hacemos?

  1. Ponemos la carne picada en un bol y añadimos el pan remojado previamente en leche, el huevo, el aceite de oliva, los ajos machacados y sal al gusto. Mezclamos bien con las manos.
  2. Formamos bolas del tamaño de una pelota de ping pong o del que prefiramos. Enharinamos ligeramente y reservamos en una fuente.
  3. Para la salsa picamos las cebollas y las zanahorias y las sofreímos en una sartén con un poco de aceite de oliva y sal.
  4. Cuando adquieran un poquito de color, añadimos la harina y el vino blanco. Removemos y bajamos la temperatura. Dejamos cocinar unos 20 minutos y añadimos agua si fuera necesario.
  5. Preparamos una sartén con aceite y vamos friendo las albóndigas hasta que estén doradas por fuera. No es necesario que se cocinen completamente por dentro porque terminaremos de cocinarlas después con la salsa.  Las sacamos en un plato con papel de cocina y reservamos.
  6. Para terminar, trituramos las verduras sofritas con una batidora o robot de cocina para que quede ligada como una salsa. Añadimos las albóndigas y cocinamos a fuego suave durante unos 10 minutos aproximadamente.
  7. Echamos hierbas provenzales al gusto y rectificamos de sal.

Consejos:

– La salsa se puede hacer con cualquier verdura que os apetezca y tengáis por la nevera. En nuestro caso, teníamos excedente de zanahorias…

– Podéis acompañarlas de patatas fritas. Para ello, os recomiendo que las friáis en dos tiempos. Primero a fuego suave hasta que estén blanditas por dentro (pinchadlas con una aguja de cocina) y sacadlas a un plato. Las reserváis hasta que tengáis las albóndigas y la salsa hechas. Entonces, volvéis a calentar el aceite de las patatas y las doráis a fuego fuerte durante un par de minutos. Se os quedarán crujientes por fuera y blandas por dentro.

 
 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *